Los videojuegos no dañan a los adolescentes


Los juegos permiten que nuestros hijos tengan momentos recreativos y aprendan muchas cosas. El cerebro de los adolescentes se ven beneficiados y se activan muchas área que se encargan de la creatividad y la lógica.


En la actualidad los juegos han evolucionado y han migrado a las consolas convirtiéndolos en ‘’videojuegos’’. Estos videojuegos han sido temas centrales de discusiones y polémicas sobre si son buenos o malos para nuestros hijos, si los vuelven agresivos o se invierte mucho tiempo en este pasatiempo.


Es muy cierto que los jóvenes prefieren jugar en línea con sus amigos que salir a las calles pero no todos los casos son iguales.


En Prepa Patria te compartimos una lista de los beneficios que tienen los videojuegos en los niños y los adolescentes:


· Potencializan el razonamiento lógico:

Los videojuegos de destreza y de estrategia obligan a los jugadores a desarrollar pensamiento lógico y de razonamiento para resolver acertijos, problemas y poder encontrar la mejor solución para completar el nivel satisfactoriamente. Esto ayuda mucho a los estudios como en la vida cotidiana.


· Aumentan la concepción espacial:

Los videojuegos que tratan de acomodar objetos o encontrar los pares como el Candy Crush les ayuda mucho a mejorar inconscientemente su visión espacial de una manera sencilla y divertida. Esto les ayuda a que, en el día a día, sean más visuales y encuentren los objetos que buscan con mayor facilidad. También mejorar la concepción espacial y eso es indispensable cuando una persona maneja y se estaciona.


· Reforzamiento para conseguir una recompensa:

A todos nos gusta que nos premien por el esfuerzo que hacemos para lograr algún objetivo. Los videojuegos te premian cuando logras terminar algún nivel o vences un reto que fue muy difícil, esto les ayuda a fomentar el trabajo en equipo y esforzarse en alcanzar el objetivo principal ya que van a tener una recompensa, que a veces no es mucho pero es algo que los ilusiona.


· Fortalecer la coordinación visual y manual

Jugar un videojuego en una consola requiere ser muy hábil visualmente y manualmente, esto pone a trabajar ambos hemisferios del cerebro para lograr una coordinación perfecta. Los ojos y las manos trabajan en equipo para poder hacer todos los retos y pasar al siguiente nivel. Esto es muy bueno para los adolescentes y los hace mucho más hábiles en situaciones cotidianas.



· Mejora los reflejos:

Los videojuegos no solo ponen a prueba tus conocimientos y destreza, también ponen a prueba tus reflejos. Hay veces que en el juego pasan cosas que son espontáneas y deben ser resueltas en el momento que pasan, como en la vida real. La velocidad de reacción que se trabaja en los videojuegos ayudan a que nuestros adolescentes estén al pendiente y alerta de las acciones y situaciones de la vida real.


Existen muchos beneficios de los videojuegos. Es importante que como padres estemos al pendiente de las categorías que nuestros hijos estén jugando y que exista un control parental sobre tiempos de juego, temas y personas con las que juegan nuestros adolescentes.


Jugar videojuegos no es malo ni les afecta el cerebro.


En Prepa Patria estamos comprometidos con el desarrollo de los jóvenes y nos encanta verlos felices.

22 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
  • Gris Facebook Icono
  • Gris Icono Twitter
  • Gris Icono de YouTube
  • mail-icon-2
  • whats app